Rápido, fácil y gratis

Crea tu página web ahora

Crea tu página web

clasificadoyempleo

PREGUNTAS TRAMPA EN LAS ENTREVISTAS DE TRABAJO

A continuación, te mostramos una recopilación de las preguntas trampa que suelen surgir en las entrevistas de trabajo.

1. Cuéntame un poco sobre ti.

No te está preguntando que le recites como un papagayo tu currículum, que ya tiene en la mano. Lo que busca el entrevistador es conocerte un poco más desde el plano personal y que vayas relatándole las distintas decisiones que fuiste tomando a lo largo de toda tu vida y por qué. ¡Ojo! Tampoco hace falta que te remontes a la época de la EGB.

2. ¿Por qué llevas tanto tiempo sin trabajar? (en caso de estar desempleado)

Lo que en realidad está buscando saber el entrevistador es si te han rechazado muchas veces en otros procesos de selección o si simplemente has tenido mala suerte. En este punto, tendrás que ser hábil para convencerle con tus argumentos.

3. ¿Cómo es que has podido salir de tu trabajo para venir a nuestra entrevista? (en caso de estar activo)

Aquí lo que no hay que decir jamás es que tuviste que mentir a tus jefes para escapar. Siempre hay que dejar claro que lo hiciste en tu tiempo libre.

4. ¿Por qué quieres cambiar de trabajo si estás contento?

Este punto es importante, porque es fácil caer en la trampa de airear trapos sucios de tu anterior puesto, jefe, compañeros... Lo que menos le gusta escuchar a un empleador es cómo los pones a parir, porque es probable que lo hagas también con ellos en un futuro. Por tanto, lo que hay que dejar claro es que eres una persona (moderadamente) ambiciosa, que lo que quiere es seguir progresando en el mundo laboral.

5. ¿Tuviste algún problema con tus anteriores jefes?

Ojo con lo que contestas a esta pregunta, porque puede ser clave para que echen atrás tu candidatura. Está claro que si es cierto, algo tienes que decir, más que nada porque ellos podrían comprobar si has mentido. Pero lo mejor es recordar algún hecho puntual sin dar demasiado detalle y restándole importancia.

6. ¿Cometiste algún error importante por el que fuiste reprendido?

Obviamente, tal y como sucede con la pregunta anterior, la sinceridad ante todo. Eso sí, sin dar detalles. Aporta aquí cómo solucionaste el tema, porque lo que en realidad le gustaría saber al entrevistador es tu capacidad para enmendar errores.

7. ¿Qué sabes de nuestra compañía?

Malo como no te hayas documentado previamente acerca de la empresa donde vas a trabajar. Quedarás fatal si dices que no sabes nada acerca de ella. Lo mejor es que reconozcas que les has buscado por internet y que les aportes algún dato puntual interesante, a ser posible sobre su buena marcha.

8. ¿Por qué quieres trabajar con nosotros?

Ni se te ocurra centrarte en ti y en decir que es porque en anteriores sitios estabas mal. Lo importante es decirles que su empresa te motiva más por las razones que sean. Lo mejor es buscar los puntos fuertes en los que destaca e incidir en ellos.

9. ¿Cuánto tiempo te quedarías con nosotros?

Presta atención a esta pregunta. Nadie querría invertir dinero en una persona que se les va a ir a las primeras de cambio. Déjales claro que eres un candidato firme y que no les vas a dejar tirados en unos meses. En este punto, es importante que si por ejemplo has cambiado de ciudad, les insistas en que estarías dispuesto a vivir trayéndote a toda tu familia. Saben de sobra que si no estás en tu ciudad, tarde o temprano acabarás marchándote.

10. ¿Cómo trabajas bajo presión?

Aquí es importante que elimines la palabra 'estrés'. Necesitan ver que eres una persona resolutiva, que gestiona las situaciones difíciles con profesionalidad y, ante todo, con tranquilidad. Si puedes poner algún ejemplo práctico, mejor que mejor.

11. ¿Cómo reaccionas ante una crítica?

Evita contestar con un monosílabo del tipo 'bien' o 'mal' y dales argumentos sólidos de que si tu jefe te dice algo no te vas a enfrentar a él, sino que vas a recibir de forma positiva una crítica constructiva en beneficio de tu trabajo.

12. ¿Cómo organizas tu trabajo?

Es importantísimo que pongas ejemplos prácticos y les convenzas de que eres una persona organizada y responsable que no se deja sobrepasar por el exceso de trabajo.

13. Háblanos de tus puntos débiles

Esta pregunta es clave. Jamás vayas a decirles que llegas tarde al trabajo o que eres desorganizado. Pero tampoco te creas que es mejor respuesta esa de 'soy demasiado perfeccionista'. Evita la trampa incidiendo en algún punto débil de tu currículum, pero pon la solución sobre la mesa. Por ejemplo, estaría bien decir que te gustaría aumentar la formación en tal asunto, ya que consideras que flaqueas...

14. ¿Qué aficiones tienes?

Esta es la típica pregunta que conlleva otra pregunta, si das la respuesta que no esperan. Si dices que te gusta el baloncesto o el fútbol, es que te gusta trabajar en equipo. Les agradará. Si dices que te gusta la bici o correr, es que eres un lobo solitario que no vale para su puesto de trabajo.

15. ¿Estás en otros procesos de selección?

Aquí es importante que si es así, no digas lo contrario. Lo que quieren saber es cómo estás de cotizado en el mercado laboral.

16. Convéncenos para que te contratemos

Huye de tópicos: "Porque tengo muchas ganas" y demuestra que eres el mejor candidato destacando tus logros en anteriores puestos de trabajo. En una empresa no se andan con chiquitas, así que no seas tímido. Además de ganas, quieren que pongas tus medallas sobre la mesa.

17. Haz una valoración de esta entrevista de trabajo

Sé moderado en este punto y simplemente limítate a decir que te ha parecido interesante y, como mucho, regálales los oidos diciendo que ahora estás más motivado si cabe en acceder a ese puesto de trabajo.